¡Quien No Soy Yo¡

Hoy me desperté y al ver ese nuevo día me sentí lleno de gratitud. Me detuve a observar el sol saliente y recordé la dicha que tenia de estar vivo. Después de tomar agua me fui al patio y camine descalzo sobre la hierba húmeda mientras sentía los rayos del sol penetrar en mi piel aún acomodada a las formas de la sabana. Mi día comenzaba.

Todo hiva muy bien hasta que llego la hora de hacer negocios. En ese momento el subconsciente tomó control y yo como un tonto quede a la deriva como naufrago en altamar. Los llamados problemas desfilabán en mi cabeza con soldados en caravana y el drama estába en su mejor momento. Acepto que recientemente no he sido la mejor versión de mi mismo y las cosas habían cambiado bastante en comparación con meses anteriores pero todavía la llama estaba prendida en mi y esa parte consciente estaba lista para dar pelea.

Me detuve por un momento y dispuesto a detener el drama sociológico que reinaba en mi cabeza me dirigí a un lugar tranquilo y medite por 15 minutos, al principio los monos no paraban de hacer bromas saltando de un lugar a otro pero como buen meditador no trate de controlarlos simplemente me mantuve hay observándolo.

¡Será esto todo lo que es! Me pregunte, y la famosa pregunta resonó en mi cabeza

¿Quien soy yo? A lo cual nunca supe responder ya que estaba navegando en una sopa de cortizol que estaba siendo alimentada por mis amigalas.

Al pasar unos minutos en ese silencio me recordé de las palabras leídas en un maravilloso libro de Don Miguel Ruiz que decía no es quien tu eres, sino más bien quien no eres lo que realmente deberías de preguntarte y así lo hice.

¿Quien no soy yo? Me pregunte esta vez aun más confundido. La respuesta salió de la nada, de esa fuente maravillosa y sin límites.

¿ No eres lo que estás viviendo ahora porque eso solo es un drama en el que as firmado para formar parte de esa sociedad en la que vives, tu ese ser maravilloso no necesita de nada y mucho menos de ser esclavo sociológico de un nombre, una posición social, un titulo colgado en la pared que diga que eres algo y que eso te defina. Quien no eres en realidad es todo lo que puedes ser porque al momento que eres algo te creas límites y dejas de ser parte de ese universo infinito. Todas las respuestas yacen en tu interior y se que en momentos parece difícil desprenderce de él drama emocional que los envuelve a todos, pero solo te digo esa es la razone por las que estás encarnado en ese cuerpo para superar, domar, manejar al Ego. Ese segundo ser con el que luchas a diario y que se cree y te hace creer que eres tu. ?

Al termina de escuchar toda esa maravillosa conversación en mi interior me levante y me puse a trabajar o mejor dicho a crear porque la diferencia es amigo mio que cuando trabajas piensas en la recompensa final y cuando creas lo disfrutas y solo el momento presente es importante. Así de a poquito mi día cambio y ahora respiro sin estrés, camino sin peso en mis hombros y vivo sin tratar de ser algo y así lo disfruto todo. Bendiciones

Renny Davoy

Toda relación requiere límites.

Toda relación requiere límites.  ¿Qué son los límites?  Los límites personales establecen límites sobre cómo los demás pueden comportarse en su presencia e interactuar con usted.

Ciertamente, sus límites han sido violados en algún momento de su vida.  Tal vez un compañero usó un lenguaje que fue inaceptable para ti.  Quizás alguien invadió su privacidad haciéndole una pregunta personal que consideró inapropiada.

¿Cuáles son tus límites?  ¿Cómo les muestras a los demás dónde trazas la línea?  Una vez que sus líneas están claras, lo benefician a usted y a quienes lo rodean.

Considere estas áreas al determinar sus límites personales:

1. Límites físicos.  Los límites físicos incluyen el espacio.  Hay ciertas personas con las que te sientes cómodo estando mucho más cerca que otras.  Tu pareja puede estar más cerca de ti que un amigo, y un amigo más que un compañero de trabajo.  Tal vez un compañero de trabajo pueda estar más cerca que un extraño.

  • Toque.  Hay personas a las que permite que lo toquen y a otras no.  Algunas personas pueden tocar en algunos lugares y otras no tanto.  Darás la mano a más personas de las que permitirás que te toquen la cara o una parte íntima de tu cuerpo.
  • Violencia.  ¿Está bien agarrar agresivamente?  ¿Golpear?

2. Intimidad.  ¿Qué estás dispuesto a compartir con una persona en particular?  ¿Información financiera?  ¿Problemas de salud?  ¿Problemas familiares?  ¿Tus esperanzas y miedos?

  • Hay información que está dispuesto a compartir con algunas personas y no con otras.
  • También hay temas de los que no desea escuchar de determinadas personas.  Por ejemplo, probablemente no quieras escuchar sobre las aventuras sexuales de tu madre o las hemorroides de tu jefe.
  • ¿Espera que se respeten sus secretos?  ¿Respetas los secretos y la privacidad de los demás?

3. Idioma.  ¿Permites que otros maldigan a tu alrededor?  ¿A veces?  ¿OMS?  ¿Cómo permite que otros le hablen?  ¿Permites que te critiquen?  ¿Cuánta falta de respeto permites?  ¿Permitirías que alguien te gritara?

Estos son solo tres tipos de límites.  ¿Qué otros límites se te ocurren?

  • Puntualidad.  ¿Cuánto tiempo esperarás a que alguien te falte el respeto?
  • Pedir prestado y compartir elementos.  ¿Le prestaría a alguien su cortadora de césped?  ¿Permitirles comer papas fritas de tu plato?  ¿Préstales dinero?
  • Conocer a tus hijos.  ¿Cuándo es aceptable conocer a sus hijos?
  • Viniendo a su lugar de trabajo.  ¿Permite que sus amigos y familiares vengan a su lugar de trabajo?
  • ¿Otros límites?

Dejando claros sus límites a los demás:

1. Sea paciente y justo.  No es justo esperar que alguien lea tu mente.  Al mismo tiempo, no deberías tener que decirle a nadie que darte un puñetazo en la cara está fuera de los límites.

  • Puede establecer muchos de sus límites por adelantado.  Pero algunos de sus límites con una persona específica no se identificarán hasta que se crucen.  Se paciente.  Le tomará tiempo a la otra persona descubrir todos sus límites.

2. Sea firme cuando se crucen sus límites.  Cuando alguien cruza uno de sus límites, explíquele con calma y claridad lo que espera de él en esa situación.

3. Esté dispuesto a decir “no”.  Informe a los demás cuando no tenga el interés o el tiempo para hacer algo.  Está bien rechazar ofertas.  La gente respeta a alguien que está dispuesto a decir “no” de vez en cuando.

4. Evite sentirse culpable.  Es raro que los límites de alguien sean demasiado estrictos o irrazonables.  Lo contrario suele ser cierto.  No hay razón para sentirse culpable por tener los límites que elija tener.  Otros se adaptarán.

5. Sea honesto acerca de lo que necesita de los demás.  Lo que necesita es otro tipo de límite.  Es lo mínimo que está dispuesto a tolerar para mantener la relación.  Es un límite mínimo en lugar de un límite máximo.

Todas las relaciones tienen límites, pero todas las relaciones y los límites son únicos.  Si bien algunos de sus límites pueden aplicarse a todas las relaciones, otros límites variarán enormemente.

Tus relaciones cumplen un propósito en tu vida.  El costo de cumplir con ese propósito es demasiado alto si significa sacrificar sus límites en el proceso.

Les aseguro que –

“Les aseguro que las mujeres más bellas que he visto, no han sido en una revista, las veo por la calle, tirando de niños con rabietas, empujando carritos de la compra, conduciendo cochecitos de sus nietos, mirando escaparates, paseando con sus perros, riendo con amigas sentadas en las terrazas.

Les aseguro que las mujeres más fuertes que he conocido no han entrado en los récords Guinness, las he conocido dándose quimioterapias, levantándose temprano para poner lavadoras antes de ir a trabajar, haciendo cocidos con fiebre y dolor de cuerpo, sacando a hijos de lugares que les podía haber llevado al otro mundo, riendo cuando el alma la tenían rota en mil pedazos.

Les aseguro que las mujeres más inteligentes que he conocido no tienen máster, ni carreras, ni han recibido premios, las he visto haciendo cuentas para llegar a finales de mes, reciclando abrigos, haciendo comidas de esas de donde comen tres, comen ocho, de las que leen los pensamientos a sus hijas adolescentes y de las que ponen remedios antes de que pase.

Les aseguro que las mujeres que más curan, no son licenciadas en medicina, las he visto besar heridas de rodilla, abrazar y colocar el alma, sonreír y quitarte penas, dar la mano y cobijarte. Acariciar y sanar…

Les aseguro que tengo la gran suerte de conocer a mujeres anónimas que son ángeles de la guarda, hadas madrinas, y no es un cuento”.

<<Acoge tus Miedos>>

Talismán 2. Calavera sonriendo: Acoge tus miedos.

Lo que nos retiene en la vida es la arquitectura invisible del miedo. Nos hace permanecer en nuestras zonas de bienestar, que son, en realidad, los lugares menos seguros en los que vivir. De hecho, el mayor riesgo en la vida es el de no correr riesgos. Sin embargo, cada ves que hacemos aquello que tememos, recuperamos la fuerza que nos ha robado el miedo, porque nuestra fuerza reside del otro lado de nuestros temores. No puede haver concesiones.

El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro.

Woody Allen

Cada vez que asumimos el malestar que generan el crecimiento y la evolución, nos volvemos más libres. Cuantos más miedos afrontamos, más poder recuperamos. De esta forma, nos volvemos no sólo valientes, sino poderosos, y logramos vivir la vida de nuestros sueños.

La mayoría de las personas tienen miedo a la muerte porque no han hecho nada de su vida.

Hermann Hesse

Robin Sharma – Las cartas secretas

“El hombre más feliz del mundo” (Matthiue Richard)

Hace años que los científicos de la Universidad de Wisconsin estudian el cerebro del Matthieu Ricard, doctor en biología molecular, monje budista en el monasterio Shechen Tennyi Dargyeling de Nepal y asesor personal del Dalái Lama, así como su traductor. Y están absolutamente fascinados con la mente de este francés de 74 años.

Los investigadores de Wisconsin han sometido el cerebro Ricard a constantes resonancias magnéticas nucleares de hasta tres horas de duración.

Le conectaron a la cabeza hasta 256 sensores para detectar su nivel de estrés, irritabilidad, enfado, placer, satisfacción y otras decenas de sensaciones diferentes. Y lo mismo hicieron con cientos de voluntarios.

Los resultados obtenidos medían el nivel de felicidad de cada participante en una escala que iba desde el 0,3 (muy infeliz) hasta el -0,3 (muy feliz).

Matthieu Ricard logró nada menos que un -0,45, superando no sólo a todos los demás participantes sino los propios límites previstos en el estudio.

A partir de ahí, fue declarado “el hombre más feliz del mundo”.

“La felicidad aparece cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en harmonía.”

-Gandhi-

Fue declarado “el hombre más feliz del mundo”. ¿Cómo se siente con ese título?

Piense durante cinco segundos: ¿cómo puede nadie conocer el nivel de felicidad de 7.000 millones de seres humanos? No tiene sentido, desde luego no desde el punto de vista científico.

Todo comenzó con un artículo de un periódico británico que, basándose en una investigación realizada en el laboratorio de neurociencia de Richard Davidson en Wisconsin, demostró que las personas que como yo llevan tiempo haciendo meditación (había 15 entre los que participaron en el estudio) mostraban al meditar una magnitud de activación en ciertas áreas del cerebro sobre la compasión (¡no la felicidad!) más alta de lo que nunca se había detectado antes en neurociencia.

Así que es más bien como la “broma más grande del mundo”, pero sigue resurgiendo una y otra vez.

“La felicidad no es simplemente una sucesión interminable de sensaciones placenteras (lo que parece más bien una receta para el agotamiento)”, dice Ricard.

¿Qué es la felicidad para usted?

Es más bien una forma óptima de ser que resulta del cultivo de muchas cualidades fundamentales como el altruismo, la compasión, la libertad interior, la resiliencia, el equilibrio emocional, el equilibrio interior, la paz interior y otros.

A diferencia del placer, todas estas cualidades son habilidades que pueden cultivarse mediante la práctica y el entrenamiento de nuestra mente.

¿Se considera un hombre feliz?

Bueno, incluso si no soy la “persona más feliz del mundo”, por las razones que acabo de explicar, tampoco puedo decir que sea infeliz.

He tenido una vida maravillosa, gracias a conocer hombres y mujeres sabios, mis maestros espirituales.

También estoy bien porque me siento satisfecho fácilmente con muy poco. Doné toda la recaudación de mis libros y fotografías a causas humanitarias.

Hace 20 años fundé una organización humanitaria, Karuna-Shechen, que ahora ayuda a más de 300.000 personas cada año en el campo de la salud, la educación y los servicios sociales, principalmente en India, Nepal y el Tíbet, pero pronto también en Francia. Y ese es un gran motivo de satisfacción.

Gracias a mi práctica espiritual, personalmente disfruto cada momento de la vida y trato de estar al servicio de los demás.

“Sonreír es definitivamente uno de los mejores y más bellos remedios.”

-Paulo Coelho-

¿Y cuál es el secreto de la felicidad?

Altruismo y compasión.

La búsqueda de la felicidad egoísta no funciona, es una situación en la que todos pierden. Uno hace miserable su propia vida mientras hace miserable la vida de todos los demás.

Por el contrario, el altruismo es una situación en la que todos ganan.

El objetivo es traer felicidad a los demás y remediar su sufrimiento y, como beneficio adicional, uno siente una gran felicidad al ser amable y benevolente.

En opinión de Ricard, ser el más feliz del mundo está al alcance de cualquiera que haga lo correcto

Usted es célibe, no practica sexo desde que tenía 30, y no tiene dinero, todo lo que gana lo dona a obras decaridad. El sexo y el dinero son los dos signos más destacados de la cultura moderna. ¿Qué hay de malo en ellos?

No hay nada malo. No es el deseo como tal y la riqueza lo que causan sufrimiento, sino nuestro apego a ellos.

En el momento en que el aferramiento, el aferramiento y la obsesión se instalan, puedes estar seguro de que vendrá el tormento.

Aferrarse es el problema, nos volvemos adictos a ellos.

¿la tristeza es algo que creamos en nuestro cerebro o es la sociedad la que nos hace infelices?

Bueno, varios estudios han demostrado que una mente distraída no es una mente feliz, que una mente rumiando no es una mente feliz y que la sensación de autoimportancia exacerbada tampoco conduce a la felicidad.

¿Es posible ser feliz en el mundo actual sin ser un monje budista?

¡Por supuesto! ¡Sería una lástima que la felicidad se limitara a los budistas y más aún a ser monje!

Cualquiera puede ser la mujer o el hombre más feliz del mundo (¡no de una manera competitiva!) simplemente siendo amable, compasivo, abierto a los demás y sintiéndose fácilmente satisfecho con las condiciones externas.

¿Usted siempre ha sido una persona feliz o le llevó un largo camino serlo?

Los amigos que me conocieron cuando era un adolescente (todavía quedan algunos vivos) dicen que era un joven gruñón.

Así que supongo que hice un pequeño progreso, aunque todavía tengo un largo camino por recorrer.

¿La felicidad es un don genético, algo con lo que se nace, o es algo que se puede aprender?

Todos tenemos varias tendencias naturales, relacionadas con nuestra herencia genética. Pero eso se puede cambiar en gran manera.

Sabemos a través de los estudios de epigenética que los genes pueden expresarse o no, dependiendo de las condiciones externas.

También sabemos a través de los estudios del cerebro que podemos cambiar a través del entrenamiento, gracias a la neuroplasticidad cerebral.

Y sabemos a través de las tradiciones contemplativas que si practicamos durante mucho tiempo las cualidades humanas básicas que mencioné, el altruismo sobre todo, definitivamente podemos cambiar para el futuro.

El hombre más feliz también puede estar triste, “pero esta tristeza debe llevar a una acción compasiva”, sugiere.

¿Se pone triste el hombre más feliz del mundo?

Por supuesto, es absolutamente normal y deseable estar triste frente a una masacre, una injusticia, una discriminación, un abuso, una injusticia social, la pobreza en medio de la abundancia, la explotación ciega de los animales, etc.

Pero esta tristeza debe llevar a una acción compasiva para hacer algo sobre los diversos sufrimientos relacionados.

La tristeza no es desesperación, es compatible con el florecimiento genuino.

Si no alcanzamos la libertad interior, ¿significa que somos esclavos? ¿Esclavos de qué?

“Esclavo” es quizás una palabra importante, pero cuando estamos completamente dominados por el odio, el deseo compulsivo, los celos persistentes y el orgullo arrogante, de alguna manera somos esclavos de nuestras propias fabricaciones mentales.

En ese caso, nuestra mente está lejos de ser libre y sigue ciegamente sus atracciones y repulsiones, atribuyéndoles una especie de existencia sólida: creemos que algo es inherentemente deseable o alguien inherentemente detestable, lo que nunca es así.

¿Todo el mundo puede alcanzar la libertad interior?

¿Por qué no? Después de todo, esta es nuestra propia mente.

Nuestro control de las condiciones externas es limitado, efímero y, a menudo, ilusorio, pero podemos trabajar con nuestra propia mente mientras lidiamos con ella desde la mañana hasta la noche.

Nuestra mente puede ser nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo; es la mente la que traduce las circunstancias externas en felicidad o desdicha.

Así que si podemos entrenar un poco a este niño mimado que es la mente y dominarlo un poco, será de gran ayuda para liberarnos de nuestras tendencias habituales y pensamientos automáticos y así ser más felices.

¿Cuál es el mayor obstáculo para alcanzar la libertad interior?

Hay muchos obstáculos, incluido el ser adicto al sufrimiento, seguir ciegamente todos nuestros estados mentales aflictivos y no reconocer el potencial de transformación que hay dentro de todos nosotros.

Pero el principal obstáculo es la confusión mental, la falta de discernimiento y sabiduría.

Si sólo pudiera dar un consejo para alcanzar la libertad interior, ¿cuál sería?

No existe un solo consejo. Se necesita tiempo y perseverancia, pero es la aventura más inspiradora de la vida.

Una cosa es segura: debemos deshacernos del egoísmo y cultivar la bondad, la benevolencia y la compasión.

¿Nuestro cerebro está diseñado para conseguir la libertad interior? Y si es así, ¿por qué es tan difícil conseguirla?

Nuestro cerebro no está diseñado de una forma u otra.

Gracias a la plasticidad del cerebro, este se convierte en aquello a lo que le acostumbramos: si nos enfadamos todo el tiempo, las redes correspondientes se verán reforzadas en la mente.

Si cultivamos el altruismo y el equilibrio emocional, se reforzará la red cerebral correspondiente.

Todos los estudios neurocientíficos han demostrado que cultivar la atención, la compasión y el liberarnos de pensamientos obsesivos produce cambios tanto funcionales como estructurales en el cerebro.

Por cada minuto que estás enfadado, pierdes sesenta segundos de felicidad. Ralph Waldo Emerson

Monsieur Ricard, usted es biólogo molecular y monje budista. ¿Qué ha aprendido de la biología y del budismo para alcanzar la libertad interna?

Gran tema, de hecho.

La ciencia me enseñó el gusto por un enfoque riguroso de la realidad, lo opuesto a la creencia ciega.

La ciencia me libró de creer en todo tipo de locuras, como sucede cada vez más en estos días.

En cuanto al budismo, me da las claves para una libertad interior que se puede lograr a través de una vida de práctica.

Fuente de information: BBC news/mundo

https://www-bbc-com.

Pedro y el hilo mágico:

( Fábula publicada en “El monje que vendió su Ferrari” Robin S. Sharma )

“Trabaja siempre a favor del momento, no contra él. Haz del presente tu amigo y aliado, no tu enemigo. Esto transformará milagrosamente tu vida.”

Pedro y el hilo mágico:

Pedro era un niño muy vivaracho. Todos le querían: su familia, sus amigos y sus maestros. Pero tenía una debilidad. – ¿Cual?

Era incapaz de vivir el momento. No había aprendido a disfrutar el proceso de la vida. Cuando estaba en el colegio, soñaba con estar jugando fuera. Cuando estaba jugando soñaba con las vacaciones de verano. Pedro estaba todo el día soñando, sin tomarse el tiempo de saborear los momentos especiales de su vida cotidiana.

Una mañana, Pedro estaba caminando por un bosque cercano a su casa. Al rato, decidió sentarse a descansar en un trecho de hierba y al final se quedó dormido. Tras unos minutos de sueño profundo, oyó a alguien gritar su nombre con voz aguda.

Al abrir los ojos, se sorprendió de ver una mujer de pie a su lado. Debía de tener unos cien años y sus cabellos blancos como la nieve caían sobre su espalda como una apelmazada manta de lana. En la arrugada mano de la mujer había una pequeña pelota mágica con un agujero en su centro, y del agujero colgaba un largo hilo de oro.

La anciana le dijo: “Pedro, este es el hilo de tu vida. Si tiras un poco de él, una hora pasará en cuestión de segundos. Y si tiras con todas tus fuerzas, pasarán meses o incluso años en cuestión de días” Pedro estaba muy excitado por este descubrimiento. “¿Podría quedarme la pelota?”, preguntó. La anciana se la entregó.

Al día siguiente, en clase, Pedro se sentía inquieto y aburrido. De pronto recordó su nuevo juguete. Al tirar un poco del hilo dorado, se encontró en su casa jugando en el jardín. Consciente del poder del hilo mágico, se cansó enseguida de ser un colegial y quiso ser adolescente, pensando en la excitación que esa fase de su vida podía traer consigo. Así que tiró una vez más del hilo dorado.

De pronto, ya era un adolescente y tenía una bonita amiga llamada Elisa. Pero Pedro no estaba contento. No había aprendido a disfrutar el presente y a explorar las maravillas de cada etapa de su vida. Así que sacó la pelota y volvió a tirar del hilo, y muchos años pasaron en un solo instante. Ahora se vio transformado en un hombre adulto. Elisa era su esposa y Pedro estaba rodeado de hijos. Pero Pedro reparó en otra cosa. Su pelo, antes negro como el carbón, había empezado a encanecer. Y su madre, a la que tanto quería, se había vuelto vieja y frágil. Pero el seguía sin poder vivir el momento. De modo que una vez más, tiró del hilo mágico y esperó a que se produjeran cambios.

Pedro comprobó que ahora tenía 90 años. Su mata de pelo negro se había vuelto blanca y su bella esposa, vieja también, había muerto unos años atrás. Sus hijos se habían hecho mayores y habían iniciado sus propias vidas lejos de casa. Por primera vez en su vida, Pedro comprendió que no había sabido disfrutar de las maravillas de la vida. Había pasado por la vida a toda prisa, sin pararse a ver todo lo bueno que había en el camino.

Pedro se puso muy triste y decidió ir al bosque donde solía pasear de muchacho para aclarar sus ideas y templar su espíritu. Al adentrarse en el bosque, advirtió que los arbolitos de su niñez se habían convertido en robles imponentes. El bosque mismo era ahora un paraíso natural. Se tumbó en un trecho de hierba y se durmió profundamente.

Al cabo de un minuto, oyó una voz que le llamaba. Alzó los ojos y vio que se trataba nada menos que de la anciana qu muchos años atrás le había regalado el hilo mágico. “¿Has disfrutado de mi regalo?”, preguntó ella. Pedro no vaciló al responder: “Al principio fue divertido pero ahora odio esa pelota. La vida me ha pasado sin que me enterase, sin poder disfrutarla.Claro que habría habido momentos tristes y momentos estupendos, pero no he tenido oportunidad de experimentar ninguno de los dos. Me siento vacío por dentro. Me he perdido el don de la vida. “Eres un desagradecido, pero igualmente te concederé un último deseo”, dijo la anciana. Pedro pensó unos instantes y luego respondió: “Quisiera volver a ser un niño y vivir otra vez la vida”. Dicho esto se quedó otra vez dormido.

Pedro volvió a oír una voz que le llamaba y abrió los ojos. ¿Quien podrá ser ahora?, se preguntó. Cual no sería su sorpresa cuando vio a su madre de pie a su lado. Tenía un aspecto juvenil, saludable y radiante. Pedro comprendió que la extraña mujer del bosque le había concedido el deseo de volver a su niñez.

Ni que decir tiene que Pedro saltó de la cama al momento y empezó a vivir la vida tal como había esperado. Conoció muchos momentos buenos, muchas alegrías y triunfos, pero todo empezó cuando tomó la decisión de no sacrificar el presente por el futuro y empezar a vivir en el ahora.

“Cuanto más capaz seas de valorar y aceptar el ahora, más libre estarás del dolor y del sufrimiento.”

Reflexión:

Muchas veces descuidamos el presente por focalizarnos en los anhelos futuros. En el mundo real por desgracia nunca tenemos una segunda oportunidad de vivir la vida, no podemos volver a atrás como en el cuento. Es importante llenar nuestro presente de momentos de calidad para poder construir nuestro futuro, no dejemos pasar la vida soñándola y sin vivirla.

Nos convencemos de que la vida será mejor después de cumplir los 18 años, después de casarnos, después de conseguir un mejor empleo, después de tener un hijo, después que los hijos sean grandes… A veces nos sentimos frustrados porque pensamos que las circunstancias no son las ideales, que no es el momento perfecto, y pensamos que nos sentiremos felices cuando lo sea.

En definitiva: la gente se lamentaba de no haber vivido en plenitud, no haber priorizado lo realmente importante, no haber disfrutado de su tiempo con lo que le hacía feliz y con quienes amaba.

Esta perspectiva nos ayuda a ver que no hay camino a la felicidad: la felicidad es el camino

No actuar, no movilizarnos hacia nuestros sueños, no disfutar por esperar el “momento oportuno”..hace que pase la vida sin ser vivida. Esperando hasta terminar los estudios, hasta que las cosas mejoren, hasta bajar diez quilos, hasta tener hijos, hasta que los hijos vayan a la escuela, hasta casarse, hasta que separarse, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno… no hay mejor momento que éste para ser feliz. La felicidad es un trayecto, No un destino. 

¿y tú?  ¿vives tu vida? ¿o la dejas pasar esperando un “mejor momento” para vivirla?

Fuentes de información: Fragmento tomado de “El monje que vendió su Ferrari” Robin S. Sharma-

https://www.bioguia.com/entretenimiento/mejores-frase-poder-del-ahora_29840668.html

Consejos para establecer objetivos basados en la ciencia.

El establecimiento de metas parece simple en la superficie.  Usted define lo que le gustaría lograr y da los pasos necesarios para hacer realidad esos logros.  Establecer y lograr una meta es más que simplemente decidir y desear.  Cada año, millones de personas establecen propósitos de Año Nuevo.  Pocas de esas personas siguen encaminadas después de solo 10 días.

Si establecer y lograr metas fuera fácil, habría más personas felices y exitosas corriendo.  ¿Cuántas personas conoces que estén felices y satisfechas con sus vidas?  No muchos.  Puede ser una de las pocas personas que conozca para dominar el establecimiento y el logro de metas.

«Planificar es traer el futuro al presente para que puedas hacer algo al respecto ahora»

Establezca objetivos y consígalos de manera más confiable:

1. Establezca metas que sean significativas.  Mucha gente pierde el tiempo con objetivos que no significan mucho para ellos.  La vida es corta, así que crea metas que te llenen de emoción cuando pienses en lograrlas.  Alcanzar cualquier objetivo requiere un cambio, y los seres humanos somos innatamente resistentes al cambio.  Los grandes cambios requieren mucha motivación.  Establezca metas que signifiquen mucho para usted.

2. Utilice pequeños cambios de comportamiento incrementales.  El cambio se puede realizar fácilmente si los cambios son pequeños.  Esto requiere paciencia.

  • Imagine a alguien que intenta hacer un cambio de la noche a la mañana de una dieta de comida rápida, refrescos, papas fritas y helado a una de frijoles, verduras y frutas.  Su mente y su cuerpo se rebelarían.  Sería mucho más fácil hacer pequeños cambios cada semana hasta que se complete la transformación.

3. Sea responsable.  Las recompensas son agradables y funcionan si la recompensa continúa.  Los cambios de comportamiento tienden a extinguirse cuando ya no se proporcionan recompensas.  Puede ser más eficaz hacerse responsable de su mal comportamiento.  Por ejemplo, cada vez que no va al gimnasio, da $ 10 a una organización benéfica que no le gusta o lava el auto de un amigo.

  • Las consecuencias negativas son más motivadoras para la mayoría de las personas.  Utilice este hecho a su favor.  ¿Cómo podría castigarse a sí mismo por incumplimiento?  Haga una lista de al menos 10 formas.

«Porque el mañana pertenece a las personas que se preparan para ello hoy».

4. Mantenga las metas creíbles. ¿Es posible aumentar sus ganancias de $ 50 mil este año a $ 1 millón?  Es posible, pero no es probable.  Y si cree que es poco probable, es poco probable que lo intente.  La meta perfecta es desafiante, pero no tanto como para que te sientas abrumado.

5. Siga su progreso.  Medir su progreso es extremadamente importante.  Proporciona información sobre qué tan bien lo está haciendo.  No puede saber si está progresando hacia su objetivo si no lo mide.  Puede cambiar su estrategia si se da cuenta de que no lo está haciendo bien.

  • También puede proporcionar un impulso de entusiasmo y positividad.  Cuando progresa, se siente emocionado.

6. Esté preparado para los contratiempos.  Lograr cualquier objetivo rara vez es un proceso sencillo.  Habrá días malos con malos resultados.  En lugar de rechazar su objetivo cuando las cosas se ponen difíciles, esté preparado para los fracasos.

  • Tenga un plan para enfrentar el fracaso y la frustración.  Puede llamar a un amigo o recordar el propósito de lograr la meta.  Revisar su éxito hasta ahora también puede ayudar.
  • También vale la pena tomar medidas preventivas.  Por ejemplo, si sabe que es probable que haga trampa con su dieta más tarde en la noche, tenga algunos bocadillos saludables disponibles que disfrute.  O vaya a la cama más temprano y disfrute de un poco de tiempo libre adicional por la mañana.

Las metas son necesarias si quieres cambiar conscientemente tu vida.  Todo lo demás es cuestión de suerte y circunstancia.  La mayoría de las personas luchan por establecer y alcanzar metas.  Establezca y persiga metas de manera inteligente.  Los resultados le sorprenderán gratamente.

«La columna vertebral del éxito es el trabajo duro, la determinación, la buena planificación y la perseverancia».

Una historia de gratitud.

Hoy tuve la dicha de leer una historia sobre la gratitud y el aprecio, la cual me gustaría compartir en este blog. Espero que les guste y que haga sus navidades más placenteras.

 “Si eres agradecido con lo que tienes, generarás más. En cambio, si te concentras en lo que no, jamás tendrás lo suficiente”.

— Oprah Winfrey

Un joven solicitó un puesto gerencial en una empresa de gran tamaño. Pasó la entrevista inicial y después tuvo una junta con el director general.

El director descubrió en la currícula que los logros académicos del joven eran excelentes. Le preguntó: “¿Lograste obtener becas en tu escuela?”, a lo que el joven contestó, “no”.

-¿Entonces tu papá pagaba tus colegiaturas?

-Mi papá falleció cuando yo tenía un año; fue mi madre la que pagó las colegiaturas- respondió.

-¿Dónde trabajaba tu madre?

-Mi madre era lavandera.

El director pidió al joven que le mostrara sus manos. El joven mostró un par de manos perfectamente suaves y lisas.

-¿Alguna vez ayudaste a tu madre a lavar la ropa?

-Jamás, mi madre siempre prefirió que yo estudiara y leyera. Además, ella lava la ropa más rápido que yo.

Entonces, el director le dijo: “Te tengo un encargo: cuando vayas hoy a casa, limpia las manos de tu madre y ven a verme mañana”.

El joven sentía que tenía gran oportunidad de obtener el empleo. Cuando volvió a casa, le pidió a su madre que le dejara limpiar sus manos. Su madre se extrañó. Le dio gusto, pero con sentimientos encontrados mostró sus manos a su hijo.

Lentamente, el joven limpió las manos de su madre. Las lágrimas bañaron su rostro mientras lo hacía. Era la primera vez que notaba que las manos de su madre estaban muy arrugadas y llenas de moretones. Algunos le dolían tanto, que su madre hacía gestos de dolor cuando él los tocaba.

Esa fue la primera vez que el joven se dio cuenta de que esas manos lavaron ropa diariamente para que el pudiera ir a la escuela. Las heridas fueron el precio que ella pagó por la educación y el futuro de su hijo.

Al terminar de lavar las manos, el joven silenciosamente lavó el resto de la ropa de su madre.

Esa noche, madre e hijo hablaron por un largo rato.

A la mañana siguiente, el joven se presentó en la oficina del director.

El director notó las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: “¿Podrías decirme qué aprendiste ayer en tu casa?”.

El joven contestó: “Limpié las manos de mi mamá y también terminé de lavar la ropa por ella”.

-Ahora ya sé lo que es el aprecio. Sin mi madre, no sería el hombre que ahora soy. Al ayudarla, aprendí lo difícil y duro que es tener tus propios logros. Y ahora aprecio la importancia y valor de ayudar a la familia.

El director le dijo: “Esto es lo que busco en un gerente. Quiero reclutar a una persona que valore la ayuda de otros, una persona que conozca el sufrimiento de los demás para lograr las cosas y que el dinero no sea el único valor en su vida”.

-Quedas contratado.

“‘Gracias’ es la mejor plegaria que alguien puede decir. Yo la digo a menudo. Expresa humildad y entendimiento”.

— Alice Walker

Un niño sobreprotegido y a quien se le ha dado todo lo que pide, desarrollará una “mentalidad con derechos” y siempre será egoísta. No le importarán los esfuerzos de sus padres. Si somos este tipo de padres sobreprotectores, ¿estamos realmente mostrando amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?

Tus hijos podrán vivir en una gran casa, comer una gran comida, aprender piano y tener una gran pantalla de televisión. Pero cuando cortes el césped, deja que ellos lo experimenten también. Después de comer, permite que ellos laven sus platos con sus hermanos y hermanas. No es porque no puedas contratar a una mucama, sino porque debes amarlos de la forma correcta. Quieres que entiendan que no importa qué tan ricos sean sus padres, algún día tendrán canas, al igual que la mamá del joven de la historia.

“Solo hay dos formas de vivir la vida: una, es pensando que nada es un milagro y la otra, es creer que todo lo es.

— Albert Einstein

Lo más importante es que tus hijos aprendan a valorar el esfuerzo, experimenten la dificultad y que aprendan a trabajar en equipo para hacer las cosas.

Fuente informativa: https://www.ricardosalinas.com/blog/blog.aspx?GUID=c8d969e7-e52b-44e2-86aa-9ae2b4a38492

Seis tipos de metas que todos deberían considerar hacer.

Todo el mundo entiende que las metas son importantes para el éxito, pero todavía hay relativamente pocas personas que realmente establecen metas con regularidad y se comprometen con ellas.

Parte del desafío es no comprender las principales categorías de objetivos.  Hay varias áreas de la vida que tienen un gran impacto en el resto de su vida.  Es importante tener metas adecuadas en cada una de estas áreas para tener una vida plena.

-El mayor peligro para la mayoría no reside en establecer una meta demasiado alta y fracasar, sino en establecer la demasiado corta y conseguirla.

(Michelangelo Buonarroti)

Considere estas seis áreas críticas:

1. Financiero.  Los problemas financieros son una fuente importante de estrés.  Esto no es nada nuevo para la mayoría de nosotros.  El éxito financiero abre un sinfín de oportunidades y también puede liberar mucho tiempo, especialmente si llega al punto en el que ya no tiene que trabajar.

  • Muchas personas se sienten incómodas con la idea de hacerse ricos.  Tienen punzadas de culpa por tener demasiado.  Sin embargo, es difícil ser verdaderamente libre a menos que esté financieramente seguro.
  • Dada la importancia del dinero en la sociedad moderna, es importante que todos tengan metas relacionadas con este tema.

2. Carrera.  La mayoría de nosotros pasamos más de 40 horas a la semana en algún tipo de trabajo.  Es una gran parte de nuestras horas de vigilia.  Cuando incluye prepararse para el trabajo, conducir de ida y vuelta, y todo el tiempo que pasa fuera del trabajo pensando en el trabajo, son muchas horas.

  • Hay mucha competencia en el lugar de trabajo.  Si no tiene ningún objetivo con respecto a la dirección de su carrera, es mucho menos probable que esté satisfecho con el crecimiento de su carrera.

3. Aventura.  En el fondo, todos admiramos a las personas que visitan las pirámides de Egipto, prueban el rafting en rápidos o van a África en un safari.  Participar en actividades aventureras le brinda una nueva perspectiva de la vida.  ¡También te hace realmente interesante para los demás!

  • Cada persona tiene su propia idea de lo que constituye la aventura.  Para una persona, podría ser paracaidismo, pero para otra podría ser pasar un fin de semana largo en un país extranjero como Canadá.

4. Autodesarrollo.  Somos más felices cuando estamos creciendo de alguna manera.  Es decepcionante examinarse detenidamente y darse cuenta de que no ha cambiado significativamente en los últimos 5 años o más.  Nos sentimos orgullosos de nosotros mismos cuando nos volvemos más desarrollados y capaces.  Hay varias formas de hacer esto.

  • Toma cursos universitarios.
  • Aprende un instrumento.
  • Aprende un idioma.
  • Aprenda a cultivar un huerto.
  • Aprenda a hacer una voltereta lateral.
  • Aprenda a pintar o dibujar.

5. Salud.  Si su salud le falla, no hay mucho más que importe.  La mayoría de las personas que establecen metas no incluyen una meta de salud de algún tipo.  Esto es un error.

  • Asegúrese de incluir una meta de dieta o ejercicio.  Incluya la opinión de su médico.  Tenga en cuenta que estar increíblemente en forma no hace nada por su longevidad.  Las actividades moderadas seguidas de manera constante generalmente proporcionarán el ejercicio adecuado.

6. A largo plazo.  A menudo cometemos el error de fijarnos solo metas a corto plazo para salir de la incomodidad que sentimos actualmente.  Podría ser ganar $ 500 adicionales este mes o perder 15 libras.

  • Idealmente, existen metas a corto plazo para movernos hacia metas a largo plazo.  Perseguir un objetivo establecido en el futuro le da sentido a su vida.

-No puedo cambiar la dirección del viento, pero puedo ajustar mis velas para alcanzar mi destino.

(Jimmy Dean)

Cuantos goles tienes  ¿Tiene los seis tipos principales de objetivos cubiertos?  ¿Qué otras categorías puedes pensar que son importantes para ti?  Considere lo que es más importante para usted y asegúrese de tener un objetivo que lo aborde.

La mayoría de las personas exitosas tienen vidas desequilibradas porque ponen demasiada atención en un área y descuidan otras.  Aprenda de sus errores manteniendo el equilibrio y encontrará una mayor felicidad y satisfacción en general.

Logro mis metas.

A medida que entramos en la temporada de establecimiento de metas, creo que es importante que cuando establezca sus metas, se dé la mejor oportunidad de éxito.  Especialmente cuando se observan las tasas de falla, según Forbes, el 92 por ciento de las personas no logran sus objetivos.

Si desea fijarse una gran meta audaz, entonces, para aumentar sus posibilidades de éxito, tenga claro cómo es el éxito, asegúrese de que sea su meta y comprenda por qué es importante para usted, divídala en pequeñas metas, haga un seguimiento de su desempeño.  y celebre cada pequeño éxito.

Si puede hacer eso, aumentará significativamente sus posibilidades de estar en ese pequeño grupo del 8 por ciento que logra sus objetivos.

Imagina un punto a dónde quieres llegar y traza un plan para llegar allí. Pero se honesto contigo, y establece tu punto de partida.

(Jordan Belfort)

Logro mis metas.

Cuando me propongo una meta, la logro.  Actúo según mis intenciones y hago realidad mis sueños.

Aclaro mis prioridades.  Preferiría tener éxito en un objetivo que abrumarme al abordar demasiados proyectos a la vez.

Hago un seguimiento de mi progreso.  Les pido a los demás comentarios.  Establezco hitos intermedios que me ayudan a mantenerme encaminado.

Construyo mi confianza.  Repaso mis victorias pasadas.  Cada logro crea un impulso positivo.  Sé que soy fuerte y resistente.

Les cuento a los demás mis planes.  Me siento más responsable cuando hago públicos mis objetivos.  Es más probable que me ciña a mi dieta si otros saben que estoy tratando de perder peso.

Recuerdo mi propósito.  Tener una idea clara de lo que quiero lograr me impulsa a seguir adelante.

Busco apoyo.  Les dejo saber a mi familia y amigos cómo pueden ayudarme.  Logro más cuando colaboro con otros.  Reforzamos los esfuerzos de los demás y celebramos nuestras victorias.

Sigo siendo paciente y persistente.  Establezco cronogramas realistas que me ayudan a evitar el estrés y a mejorar mi credibilidad.  Identifico las posibles barreras y desarrollo estrategias para superarlas.  Me concentro en resultados sostenibles en lugar de resultados rápidos.

Los sueños sin metas, son sólo sueños; y te llevarán a desilusiones. Las metas, son el camino hacia tus sueños; pero no se pueden lograr sin disciplina y consistencia

(Denzel Washington)

Hoy, me comprometo a lograr mis objetivos.  Creo hábitos que me acercan a lo que quiero de la vida.

Preguntas de autorreflexión:

  1. ¿Por qué es importante anotar mis objetivos?
  2. ¿Cómo trato con los detractores que me desalientan de perseguir mis sueños?
  3. ¿Cómo me ayudan las metas a aprender y crecer?